martes, 5 de marzo de 2013

Posible.

Si las cosas siguiesen siendo como un día lo fueron, ahora me sentaría e intentaría escribir una crítica de mi vida,una vida estupenda.

El Universo, sus infinitas posibilidades y los cambios que sobrevienen tras una cualquiera de las pequeñas o grandes decisiones que tomamos cada día son el hilo conductor de una historia siempre sorprendente y entretenida.

¿Qué pasa cuando decidimos? ¿Podemos volver atrás? ¿A donde se va la persona que habríamos sido de no haber tomado alguna decisión? ¿Qué es nuestra vida? ¿Qué somos nosotros? Todas estas preguntas, de una u otra manera se plantean a lo largo de mi vida, sin que haya respuestas concretas al respecto. Cada uno encontraremos nuestras respuestas.

Así que, por la noche, sentado en mi cama, pensaba en las cosas que han pasado en el último año. Muchísimas decisiones. Muchas vidas no vividas. Muchas vidas vividas. Tanto por delante como por detrás. Cada uno de nosotros somos tan infinitos como queramos ser. De manera que solo pensar en lo que podría haber sido y no fue y en lo que podrá ser y no será da vertigo.

Hay gente que quiere llevar las riendas de su vida asidas bien firmes entre las manos. Yo no,yo me entrego al azar y la casualidad.

Y así está bien

No hay comentarios:

Publicar un comentario