miércoles, 6 de marzo de 2013

Música y vida.

Dentro de la casa reina el silencio. Es muy tarde y todas las luces están apagadas. Es la hora en la que todos deberían dormir. Pero no todos lo hacen. A esa hora, uno de los miembros de la familia aun permanece despierto. Está tumbado boca arriba en su cama, pensando y escuchando un loco programa de radio, lleno de melodías preciosas y de nueva música a descubrir. Hace mucho frío en la casa, porque estamos en pleno invierno, pero eso a él no le importa, está acostumbrado al frío del invierno e incluso se ha habituado a dormir sin pijama.

Piensa en su vida presente y en la vida que se le presenta por delante. No va a permanecer por mucho tiempo en esa ciudad pequeña donde vive ahora, esa ciudad que le aprieta, que le ahoga, que le sujeta, que le mira..... No va a ser como los demas, no se va a casar nunca, no va a tener un trabajo estable nunca, no va a comprar nunca nada que le ate a ningun sitio. Se imagina a si mismo siempre con una mochila sucia, andando, andando, buscando, buscando, buscando....y le gusta esa imagen, desastrada y despreocupada de si mismo. Se ve a si mismo como el viento, dando tumbos por el mundo sin nunca detenerse.

De repente el locutor anuncia que la siguiente canción "está dedicada a todas y todos los autenticos vagabundos de este pais, que cada vez somos menos". ¿Es una señal ? ¿ Es un aviso ? A él le gusta pensar que lo es. Salta de la cama y sube el volumen, y escucha una letra que apenas entiende pero que dice algo asi como "I took my wife and kids and left my home..." y le gusta, se imagina al protagonista de la cancion muy parecido a si mismo, decidiendo de repente abandonarlo todo y dirigirse a algun sitio no conocido pero intuido llevandose con él a toda su familia. El volumen de la música sube y sube y él se imagina a si mismo siendo el protagonista de esa canción....

Padre: "¿Pero estás loco? Que son las tres y media de la mañana.........."
Él: "......."
Padre: "Estas completamente ido ultimamente...esa maldita música te está volviendo loco, es música para imbeciles....apagala y a dormir. Y que no oiga ni un ruido!!"

Él apaga la música y se mete en silencio de nuevo en la cama y esta vez si que apaga la luz. Entonces se sueña a si mismo en 15 años, se sueña viajando, disfrutando, siendo libre, siendo diferente, siendo él mismo......y le gusta lo que sueña.

La maldita música se le ha metido en el corazon y ya nunca le va a soltar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario