viernes, 1 de marzo de 2013

Concentración.

Lo peor de toda esta situación que envuelve mi vida es que no puedo concentrarme. A ver, no es que yo nunca haya sido de concentración fácil, pero es que esto es un desastre. Soy incapaz de sumergirme en una tarea mas de dos minutos. Ni los discos, ni las peliculas, ni los libros, ni las conversaciones, ni el trabajo. Soy un ejemplo claro de eso que llaman "irse la olla".

Mismamente, ayer por la tarde estuve tres horas buscando el momento de ponerme a mirar un trozo de la serie que supuestamente ocupa mis tardes. Cuando pasaron esos 120 minutos, me quedé preguntandome donde se habían ido, porque hacer lo que se dice hacer, no hice absolutamente nada.

Y el fin de semana tengo cosas que hacer. Tengo que ir por allí y luego volver y se me había olvidado que había quedado para salir, asi que no saldré. Y yo creo que tiene que ser insoportable estar con un tipo como yo y a lo mejor por eso repentinamente todos mis amigos han dejado de llamarme.

Me convertiré en un tipo solitario de esos que siempre pasean por aquí y allá, siempre solos. Lo se.

Al final me quedo solo siempre. Y debe ser por algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario