martes, 12 de febrero de 2013

Sucesos.

He vidido y amado. Se lo que es dormir durante días, se lo que es no poder pegar un ojo en semanas. Sufrí como nadie, pero también disfruté mas que muchos otros. He corrido con miedo, he perseguido a otros con furia. He mirado desde la ventana y he pretendido no ver. A veces, he tenido problemas por meterme en situaciones que no me concernían. Yo he robado bocadillos a un niño....y he sido capaz de reirme de ello. Mentí mucho en mis años, y aun lo hago a menudo hoy en día.

Perdí a muchos amigos por el camino y gané a otros: defraudé a algunos de ellos. Miré al cielo y solo vi nubes, aunque también aprendí a silbar bajo la lluvia, a cantar bajo el agua y a reirme cuando no podía respirar. Caminé por caminos llenos de lodo y me manché las manos de barro trantando de encontrar un agujero en el suelo por donde escaparme al centro del Universo. Jugué con fuego y os puedo asegurar que estuve cerca de quemarme. Destrocé ventanas a pedradas y abracé a la gente que quería. También mis abrazos han sido para gente a la que no quería, pero que pensé les gustaría, con mayor o menor acierto.

Y ahora, echando la vista atrás, solo puedo decir que me siento con ganas de volver a casa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario