lunes, 11 de febrero de 2013

Ayer o Mañana.

Todos tenemos un pasado del cual nos gustaría huír, olvidar o simplemente ignorar, quizá haya gente a la cual le suceda de forma esporádica, simplemente un día se despierta, se levanta y resulta que ya ha olvidado todo lo que había pasado, todo lo que sufrió, todo lo mal que estubo se borra de su cabeza como si de un archivo de un ordenador se tratára, sólo ELIMINAR RECUERDOS y ya vuelves a ser feliz, pero las cosas, las cosas no son así de fáciles, para olvidar hay que tener empeño, hay que tener ganas de querer olvidar, hay que ignorar todo lo que un día te hizo bien. A mi como persona humana que soy o almenos me gusta aparentar, me cuesta, soy de esos que dicen "Perdono, pero no olvido" llamádme rencoroso si queréis, pero ami eso de olvidar no me va, sin ayuda claro, hace poco más de dos semanas, he comenzado a olvidar una parte de mi vida para ocupar mi mente de nuevos sentimientos, momentos, lugares, recuerdos o sólo palabras e imagenes, no soy propenso al olvido, dado que olvidar no me gusta, prefiero afrontar y aprender, ya sea a sufrir o a ser feliz.

Quizá todo esto no sea más que una vana ilusión por mi parte, no lo niego, ni lo negaré, quizá todo está en mi cabeza y veo cosas allá donde no las hay, pero digamos que vivir en una mentira me hace feliz, a medias, un poco, pero tristemente feliz, ayer por primera vez se me vino una pregunta a la cabeza, que no sabría como formular delante de ella, simplemente como vino, hice que se fuera, y se fué, pero esa misma noche antes de dormir, volvió y me hizo pensar muchas cosas las cuales no sé si algún día tendrán salida y me atreva a decir o preguntar, a todo esto la pregunta que tenía que hacer, la haré, pero ya cuando mi vergüenza no esté presente o almenos yo no la vea.

A causa de preguntas estúpidas, se pierden grandes amistades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario