jueves, 28 de febrero de 2013

Antes de ti.

Antes de ti, mi vida se marchaba por el desagüe del sinsentalismo. Me resbalaba por una pendiente de barro sin final aparente.

Y un buen día llegó tu sonrisa y tu aroma y las nubes se esfumaron del cielo como por arte de mágia, por arte de tu magia. Y ahora me descubro de nuevo como al ser humano despreciable que llevo dentro. Y me miro al espejo y no soy quien querría ser. Solo un tipo de ojos marrones.

¿Sabes una cosa, cariño? Mi vida sin ti era una mierda. Pero te quiero, eso es lo único puro que queda en mi quebrantada alma.

Te quiero, te quiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario