jueves, 28 de febrero de 2013

Antes de ti.

Antes de ti, mi vida se marchaba por el desagüe del sinsentalismo. Me resbalaba por una pendiente de barro sin final aparente.

Y un buen día llegó tu sonrisa y tu aroma y las nubes se esfumaron del cielo como por arte de mágia, por arte de tu magia. Y ahora me descubro de nuevo como al ser humano despreciable que llevo dentro. Y me miro al espejo y no soy quien querría ser. Solo un tipo de ojos marrones.

¿Sabes una cosa, cariño? Mi vida sin ti era una mierda. Pero te quiero, eso es lo único puro que queda en mi quebrantada alma.

Te quiero, te quiero

Lluvia.

Me gusta el olor a lluvia porque es como si estuvieras aquí, aunque en realidad no estas. Me gusta, porque me recuerda a ti, tiene tu perfume, o al menos el perfume que me imagino que tienes desde que no estas conmigo. Y entonces cuando llueve, me gusta salir a la calle y empaparme de ti. El olor a lluvia me recuerda cuando te fuiste, y eso me hace sentir un poco mejor porque, sin quererlo, me recuerda que algún día viniste con la lluvia para quedarte. El olor a lluvia me gusta, y tal vez porque hace que sienta que te tengo al lado, o por lo menos bastante mas cerca. El olor a lluvia me recuerda a ti.

 Entonces, cuando llueve y estoy solo, pienso en donde estarás, que estarás haciendo. Y me imagino, que el olor a lluvia te va a hacer pensar en mi. Porque yo también tenía olor a lluvia en tus recuerdos. Y entonces me gusta cuando llueve. Porque creo que es el momento, en que tú y yo nos encontramos.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Te miro y tiemblo.

Hacía tanto tiempo que no tenía este sentimiento, que hasta se me había olvidado. No es miedo, no es tristeza. Es algo diferente e innombrable que me aprieta el estomago. Y ha sucedido de forma completamente inesperada y de la manera mas sorpresiva.

Y regreso sin quererlo a otros tiempos en los que me sentía así. Y casi siempre todo acabó por salir bien, así que supongo que debo confiar en que esta vez, ojalá sea la última,y que tambien salga bien. Pero mientra tanto, me tiemblan las manos.

Y no se a donde me dirijo. Pero sigo caminando.

martes, 26 de febrero de 2013

Por la noche...

No sé que me pasa últimamente pero por las noches me cuesta ser feliz.Es como si un manto de triteza y soledad me cubriera cada noche para hacerme ver que estoy solo en este mundo lleno de mierda,es difícil verlo,difícil comprender el porqué de esta soledad que me acompaña y no me deja vivir.

Tan solo soy feliz cuando duermo,porque ningun pensamiento recorre mi cabeza,porque nadie puede molestarme mientras duermo.Són seis,siete,ocho quizás nueve horas en las que puedo ser feliz,entrar en un mundo paralelo que són mis sueños y recordarme de pequeño,soñar con mi futuro,un futuro triste,un futuro solitario,un futuro en el que no estarás tu para verme crecer día a día como persona,ni verme triunfar quien sabe en algún trabajo de éxito.Solo me consuela pensar que despues de una vida de sufrimientos nos espera en una tumba un ataúd en el cual estaremos hasta que nos acaben de comer los insectos.

Pero hasta que llegue mi momento,intentaré ser feliz contigo aúnque tenga que ocultartelo todo,ser feliz en el anonimato en el cual se vive bien.Pudiendo obsertvarte,viendo que tu estas bien y yo por un momento recordar que un día supe hacerte feliz.

domingo, 24 de febrero de 2013

Amor.

Durante toda mi vida he entendido el amor como una especie de esclavitud consentida. Pero esto no es así: la libertad sólo existe cuando existe el amor. Quien se entrega totalmente, quien se siente libre, ama al máximo. Y quien ama al máximo, se siente libre. Pero en el amor, cada uno de nosotros es responsable por lo que siente, y no puede culpar al otro por eso. Nadie pierde a nadie porque nadie posee a nadie. Y esta es la verdadera experiencia de la libertad: tener lo más importante del mundo sin poseerlo.

sábado, 23 de febrero de 2013

Sábado por la mañana.

Es solo otra mañana mas de sabado, otra mañana mas de sabado en la que tu no estás. Asi que me he levantado un poco de la cama, me he hecho una tostada con un pan de molde que debí comprar hace algo asi como un mes....sabe raro este pan de molde. Debe estar hecho con el material del que se nutre mi soledad.

Y me he vuelto a la cama, pensando en la semana que viene. Tengo mucho trabajo la semana que viene. Pero creo que encontraremos el momento de pasarlo bien. Ya me he acostumbrado a cerrar los ojos y escuchar mi propio silencio interior, sin que nadie me tenga que susurrar por fuera como se llama lo que siento en el estómago. Qué se yo..

Es sábado mañana. Y las estrellas, allá en lo alto, nos miran a los dos. Aunque ahora mismo no se puedan ver.

Cielo.

Al volver ayer denoche a casa he elegido andar un rato por las calles que llevan once años viéndome pasear arriba y abajo. Y os juro a todos, a ti y a ti y a ti y a ti que....al levantar la vista, lo he encontrado: allí estaba el cielo. Y no estaba vacío.

Estaba lleno de estrellas.

Esta vida.

Cae la tarde poco a poco. Y pienso en las decepciones. En todas: las que nos causan los demás y también en las que nos causamos a nosotros mismos. Al final, nadie resulta ser como uno pensaba. Incluso sin querer, todo el mundo acaba por herirte, por dejarte a un lado, por mostrarte un detalle de si mismos que no esperabas o por quitarle importancia a algo que para ti si la tiene.

Lo mas duro es cuando esas decepciones vienen de gente de la que nunca esperabas tal cosa. Esas personas por las que habrías puesto tu mano en el fuego, te habrías apostado tu casa....y al final, despues de mucho tiempo, te acaban fallando. Y claro, tu, en el fondo, eres uno de esos. Las decepciones mas tristes son las que nos causamos a nosotros mismos. Es duro no conocerse a uno mismo.

En dias como hoy, solo quiero meterme en la cama y dormir. Pero ni siquiera eso me sale, porque estoy demasiado nervioso como para poder descansar mas que un par de horas de puro agotamiento.

Se suponía que esta vida iba a ser otra cosa.

jueves, 21 de febrero de 2013

El regreso.

Soñé con viajes a la estratosfera y visiones de las estrellas. Soñé con juegos de colores, con cesped de color amarillo y con pollitos verdes. Atravesé a toda mecha el espacio celeste con un ciclomotor estropeado y me lancé de cabeza a una piscina de fantanaranja. Después pasé de puntillas y descalzo por un arco iris fluorescente, atravesé cascadas de yogur y nadé entre olas de refresco de cola. Pude dormir la siesta y lo hice bajo un sauce rión y cabalgué un caballo de feria, mientras las sirenas me cantaban desde el cielo.

Cuando me desperté, estaba entre tus brazos. Lo mejor de algunos viajes es el regreso

miércoles, 20 de febrero de 2013

Personajes.

Alguien me dice que he acabado siendo prisionero de un personaje que he creado y del que no se salir. Es posible que tenga razón, claro que si. La duda para mi es si no seremos todos personajes de nuestra invención. ¿Hasta que punto lo que somos y hacemos viene de nuestra esencia interna y no de un filtro intelectual que nos imponemos a nosotros mismos para ser acordes a como esperamos que seamos?

He dedicado mucho tiempo ultimamente a mirarme en el espejo. No solo mi cara, mis ojos y mi boca. Soy presumido y me gusta verme reflejado. Pero también me miro como ser humano. Nunca fue mas cierto eso de "...when i look at myself I don't see / the man i wanted to be..". Claro que no soy quien quería ser. ¿Y quien lo consigue? Ni siquiera se muy bien que es eso que yo quería ser. Solo se que no es lo que soy. Pero eso es todo lo que se. Aún así, determinadas cosas deben cambiar. Y me vais a permitir que el muro que he construido alrededor mío se haga un poco mas alto y grueso. No es para resguardarme del mundo. Es para proteger a los demás de mi.
Hasta que dejemos de sangrar y de manera voluntaria, me recluyo en mi propio monasterio de carne y sangre.

Y esta mañana, paseando, he pensado que despues de todo soy solo un chico solitario. Y probablamente nunca mas necesitaré gustar a los demás para gustarme a mi mismo.

Me gusta como soy. ¿Hay algo de malo en decirlo?

martes, 19 de febrero de 2013

Sofá Verde.

Trepaba en tu sofá verde, ese que los ultimos momentos, te miraba de arriba abajo y me daba cuenta de que la belleza, mi belleza, eras tu. Asi que me limitaba a mirarte mucho rato seguido, siempre fijos mis ojos en ti y a decirte con los ojos que nunca había visto nada tan bonito. Tu te sonrojabas (me encanta tu sonrojo) y sonreías con cara pícara de niña buena que quiere ser mala y traviesa.

Y entonces te agachabas sobre mi y me dabas uno de tus besos sonoros. Y a mi se me enganchaban esos besos en la traquea y se me quedaban allí varias horas, porque no podía tragarlos.

Era algo así como lo que se siente al llorar, pero lleno de colores.

Inextasis.

Hay tantas cosas de las que hablar, que ni siquiera se por donde empezar. Asi que siempre acabo por no decir nada, por decir cuatro frases de cortersía y colgar el telefono con ganas de pegarme un tiro. Me pone muy triste ver como poco a poco, me desvanezco de sus recuerdos, de sus ganas, de sus pensamientos. Es algo dificil de llevar, ni siquiera se a donde lleva este camino. En ocasiones, la nostalgia me ahoga un tanto.

Nunca se muy bien explicar de donde viene, pero de tanto en tanto se me agarra a la garganta. Y fumo mas que nunca. Y bebo mas que nunca. En el fondo, soy demasiado cobarde para ser autodestructivo, pero hago pequeños intentos.

Nada.

lunes, 18 de febrero de 2013

Dos más dos, no siempre es dos.

Así que allí estaba yo, sentado en el taburete de la cocina, mirando como mi madre me preparaba un sandwich que no tenía ganas de comerme, pero no puedo decir que no a mi madre cuando se empeña en que coma algo. Las madres siempre piensan que tienes que comer mas de lo que normalmente comes. Aun cuando tu sepas que comes mucho mas de lo que necesitas y bastante mas de lo que deberías comer.

Mi madre deambulaba de un sitio a otro, cogiendo esto y aquello mientras no paraba de parlotear. Y yo no la escuchaba, simplemente porque estaba pensando en que la relación con las madres es complicada: vengo de una de esas familias donde no se dice que quieres a los demás, por mucho que sea verdad. Así que yo ese sandwich que no me apetecía comer lo asumía como el tequieromami que nunca había salido de mis labios, por mas que siempre lo tuviese a la punta de la lengua un millón de veces. Era mi manera de transmitir que apreciaba lo que hacían por mi.

Me comí aquel sandwich sin rechistar. Estaba delicioso.

domingo, 17 de febrero de 2013

Solos.

Todavía recuerdo el calor de tu cuerpo, la suavidad de tu abrazo. Yo dentro de tus ojos, tu dentro de los míos: no existía nada más. Solos tú y yo, en medio de... ¿en medio de qué? ya ni siquiera lo recuerdo. Tu abrazo me envolvía y me invitaba a juguetear con tu pelo, con tu sonrisa, contigo.

Felicidad.

Sale de su retiro....y esto es solo una vez. Una vez para brindar por ti, por mi, por los que están y por los que se fueron. Y por la felicidad, que todo lo da. Por los nuevos tiempos, por los que no vivimos y por los que viviremos.

A veces el Universo conspira, para llenar todo de luz. Y en eso estamos. Sigue durmiendo, Amor, sigue durmiendo. Tu corazón nunca dejará de latir.

Y de repente, me doy la vuelta y si, hay mágia en la noche. Fui de lagrimas, soy de Sol.
Es un final. Feliz. Como en esas peliculas en blanco y negro. Como cuando llueve y sonries.

Como ahora.

jueves, 14 de febrero de 2013

Tristeza.

.La depresión es una especie de enfermedad, que algún día se acaba curando, en base a varios factores. Una especie de deformación en tu percepción de las cosas, de manera que no eres capaz de ver la realidad tal y como es, sino como quieres verla. La depresión es la negación del optimismo. Siempre nos dicen que la depresión es un estado mas o menos permanente de tristeza.

La tristeza, por contra, no es una enfermedad. Es un atributo, algo que se pega a tus huesos y se queda ahí para toda la vida, esperando cualquier ocasión para saltarte al cuello y estrangularte durante un rato. La tristeza te intenta convencer de que te quieres morir y cuando parece que no queda otra alternativa, entonces te libera. Hasta la próxima. La tristeza NO es una manera de ver las cosas, es una manera de sentir, inherente a lo que eres y a lo que te ha pasado.

Yo hasta hace poco pensaba que tenía una depresión, pero lo que llevo dentro se llama tristeza.

Forever.

miércoles, 13 de febrero de 2013

No esperes.

No esperes que trepe a la torre, me dan miedo las alturas, ni que para llegar a ti, mate dragones, no jodas, soy demasiado cobarde como para apostar mi vida sin saber de vencer , que recompensa me espera, pues aunque desde aquí te me dibujas armoniosa, perfecta, las distancias cortas son odiosas y hasta la más insignificante tara se aprecia.

Ya ves por mi trova, embadurnada de insolencia que no soy un caballero, habría de vestirme de armadura para aparentarlo al menos, pero según la prensa especializada este otoño-invierno no es tendencia...

Princesa.

Años.

Esta noche, rodeado de amor, de palabras y de Sol, caigo en la cuenta de que ya son bastantes años. Me has dado tanto que no podría ni empezar a contarlo. Me escuchas siempre, me buscas y me encuentras. Nuestra relación ya no es la que era, todo cambia con el tiempo y eso nadie lo puede negar. Estuvimos mucho tiempo profundamente enamorados. Me conseguiste magia, me conseguiste fama y me conseguiste amor. Después te he dejado de lado, he vuelto a ti, me he marchado de nuevo. Y tu siempre has seguido ahí, silenciosa y expectante disfrazada de hermana muda.

Esta noche, refugiado en mi alegría mas que en mi dolor, algo que no siempre puedo decir, refugiado en el frio otoñal que me llena de energía, refugiado en la vida que no elegí tal vez, pero ¿quién lo hace?, te encuentro de nuevo en un hueco en mi vida. Los fuertes no son los que corren mas, son los que llegan mas lejos.

Y la buena noticia es que los dos seguimos vivos.

martes, 12 de febrero de 2013

Sucesos.

He vidido y amado. Se lo que es dormir durante días, se lo que es no poder pegar un ojo en semanas. Sufrí como nadie, pero también disfruté mas que muchos otros. He corrido con miedo, he perseguido a otros con furia. He mirado desde la ventana y he pretendido no ver. A veces, he tenido problemas por meterme en situaciones que no me concernían. Yo he robado bocadillos a un niño....y he sido capaz de reirme de ello. Mentí mucho en mis años, y aun lo hago a menudo hoy en día.

Perdí a muchos amigos por el camino y gané a otros: defraudé a algunos de ellos. Miré al cielo y solo vi nubes, aunque también aprendí a silbar bajo la lluvia, a cantar bajo el agua y a reirme cuando no podía respirar. Caminé por caminos llenos de lodo y me manché las manos de barro trantando de encontrar un agujero en el suelo por donde escaparme al centro del Universo. Jugué con fuego y os puedo asegurar que estuve cerca de quemarme. Destrocé ventanas a pedradas y abracé a la gente que quería. También mis abrazos han sido para gente a la que no quería, pero que pensé les gustaría, con mayor o menor acierto.

Y ahora, echando la vista atrás, solo puedo decir que me siento con ganas de volver a casa...

lunes, 11 de febrero de 2013

Ayer o Mañana.

Todos tenemos un pasado del cual nos gustaría huír, olvidar o simplemente ignorar, quizá haya gente a la cual le suceda de forma esporádica, simplemente un día se despierta, se levanta y resulta que ya ha olvidado todo lo que había pasado, todo lo que sufrió, todo lo mal que estubo se borra de su cabeza como si de un archivo de un ordenador se tratára, sólo ELIMINAR RECUERDOS y ya vuelves a ser feliz, pero las cosas, las cosas no son así de fáciles, para olvidar hay que tener empeño, hay que tener ganas de querer olvidar, hay que ignorar todo lo que un día te hizo bien. A mi como persona humana que soy o almenos me gusta aparentar, me cuesta, soy de esos que dicen "Perdono, pero no olvido" llamádme rencoroso si queréis, pero ami eso de olvidar no me va, sin ayuda claro, hace poco más de dos semanas, he comenzado a olvidar una parte de mi vida para ocupar mi mente de nuevos sentimientos, momentos, lugares, recuerdos o sólo palabras e imagenes, no soy propenso al olvido, dado que olvidar no me gusta, prefiero afrontar y aprender, ya sea a sufrir o a ser feliz.

Quizá todo esto no sea más que una vana ilusión por mi parte, no lo niego, ni lo negaré, quizá todo está en mi cabeza y veo cosas allá donde no las hay, pero digamos que vivir en una mentira me hace feliz, a medias, un poco, pero tristemente feliz, ayer por primera vez se me vino una pregunta a la cabeza, que no sabría como formular delante de ella, simplemente como vino, hice que se fuera, y se fué, pero esa misma noche antes de dormir, volvió y me hizo pensar muchas cosas las cuales no sé si algún día tendrán salida y me atreva a decir o preguntar, a todo esto la pregunta que tenía que hacer, la haré, pero ya cuando mi vergüenza no esté presente o almenos yo no la vea.

A causa de preguntas estúpidas, se pierden grandes amistades.

viernes, 8 de febrero de 2013

Otros.

Existen personas que se muestran profundas, cerebrales. Reflexionan sobre todo y cualquier cosita les parece digna de ser colocada en un contexto especial dentro de su particular visión del Universo. Divagan sobre el hombre, las cosas y la naturaleza sin llegar nunca a conclusiones. Estas personas, educadas en su propio dolor, suelen tener bruscos cambios de humor, periodos de euforia alternados con depresiones profundas. Y por encima de toda su pretendida circunspección y seriedad, se dedican a pensar en si mismos.

Otras personas, por contra, se dedican a sentir a los demás y regalar lo que poseen sin tanta parafernalia. Y yo prefiero a estas.

miércoles, 6 de febrero de 2013

...?

A veces me pregunto quien soy, de donde he salido. No me reconozco. Despues de intentarlo sin fin, de ilusionarme con muchas cosas que no me deberían haber ilusionado, de luchar por llevarme a mi mismo a alguna orilla a la que no pertenezco en medio de todo este mar, me he quedado sin fuerzas para nadar.

A mucha gente le resulta facil. Pero ami no me sientan bien las olas.


lunes, 4 de febrero de 2013

Quien soy?

Me miro al espejo continuamente estos días, está versión mía nunca afeitada. Me veo gordo y delgado, cara de triste y de féliz. Me voy estropeando, como no, tengo ya 19 años por mucho que me cueste aceptarlo. Me salen arrugas y despues se me quitan. A veces, el espejo me devuelve unos ojos brillantes, llenos de lágrimas, otras veces, como esta mañana, ojos rojos de insomnio, de dormir mal.

Y si miro aún mas dentro, la incógnita es mayor. Es como si me acabase de encontrar a mi mismo y me estuviese intentado conocer...pero siempre me sorprendo. Puedo hacer reir a la gente y de repente mi vena sádica decide que ha llegado el momento de hacerles llorar. Si yo lloro, que lo haga todo el mundo... menudo cabrón estoy hecho.

Eterno solitario independiente, siempre buscando, siempre sin encontrar. Y de repente me noto frágil y necesito alguien que me de cariño y me diga que soy un encanto. Volver a casa y encontrar que me están esperando. Hoy solo me esperan mis discos, mis libros y la oscuridad de cualquier piso en días de sol. Cada vez suena peor, canto cada vez con voz mas rota, maldito tabaco. Puedo ser sociable, hablar sin parar...y de repente me invade la timidez y me niego siquiera a mirar a determinadas personas.

La duda es: ¿no me conozco o es que simplemente no me reconozco?

domingo, 3 de febrero de 2013

Edad.

Un buen día me levanté por la mañana y me di cuenta de que me había hecho mayor. No me importó, simplemente me di cuenta de que el reloj contaba tanto hacia adelante como hacia detrás.

Desde entonces, no hay nada muy diferente. Cada mañana me ducho, escucho mucha música, voy a conciertos, paseo de un lado a otro y sigo soñando con ponerme manos a la obra con un libro y que mucha gente me lea.

Así que supongo que soy de esos que dicen que hacerse mayor no duele. La única diferencia es que cuando se pone a llover y te mojas, parece que tienes un poco mas de frío.

Pero me sigue gustando mojarme.

sábado, 2 de febrero de 2013

¿Qué?

Me pregunto, porque duele, porque duele, si existes, si me extrañas, si te interesas o te aburres, si las noches sin mi existen, si tus palabras cuando duelen, cuando clavan, cuando gimes o cuando sufres, son solo mias, son solo nuestras, son solo noche. Y te extraño y me asusto y me agarro y me desgarro y desbarro y me duele, que me duele, que me duele, que me duele, cuando no llamas, cuando no estás, cuando adoleces, de misterio estas sobrada, cuando lloras y lo noto y no puedo darte mi mano cortada de pañuelo, de tus lágrimas, de tus noches, de tu acento, de tus dones.

Noche.

En medio de la noche, en mi casa, me asomo a la ventana y veo las luces de un avión cruzar el cielo oscuro. Solo un par de luces brillando desde arriba, silencioso. ¿A donde se va toda esa gente? ¿Hay gente dentro que me conoce? Quizá mañana, alguien, desde un país extraño y lejano, lea esto y no sepa que esta noche, desde una casa madrileña, yo le estaba mirando.

Es el fin. E intuyo que este otoño que todavía no ha aprendido a enseñarnos su cara fría, va a estar lleno de sorpresas. Quizá aprendamos a vivir. Y se nos olvide como morirnos poco a poco.

Sea lo que sea, I'm looking forward.

viernes, 1 de febrero de 2013

Pocos.

Muy pocos són como soy yo,muy pocos miran con mis ojos,muy pocos piensan como yo pienso, y casi nadie siente lo que yo siento.

No sé,si sentirme especial por esto,sentirme un privilegiado,o único...o tan solo sentirme un gilipollas más en este mundo,siempre intento ayudar a la gente,intentar ganarme su confianza,mostrarme tan cual soy.Y,al final solo consigo ser un pañuelo,me utilizan para secarse las lagrimas,para llorar y me tiran a la basura,me olvidan como si solo fuera el pañuelo del momento y ya.

Estoy harto de ser como soy,siempre dejandome mangonear por los demás,siempre haciendo caso a la gente...hasta que me harte y empieze a partile la boca al primero que me hable mal,a dejar medio muerto al primero que me diga algo...algún día explotaré y me liare a hostia limpia con el primero que me cruze,tanta rabia acumulada,tanta ira atrapada dentro de mi que en el momento menos pensado mataré a alguien sin pensar en las consecuencias.

Aveces preferiria desaparecer unos meses,olvidarme de todo,alejarme de tanto mal que me causan y me causo yo sin darme cuenta, huir al bosque,donde permaneceria perdido días y días sin procuparme de nada,necesito algo en lo cual mantener ocupada mi cabeza dejar de pensar,mantener mi mente en blanco y pasar de todo,que más quisiera yo que pasar de todo,pero no puedo,soy yo y sé que no puedo
cuantas veces habre pensado en mandar todo a la mierda y comenzar denuevo,pero no puedo y no quiero,sé que seria capaz de sufrir toda mi vida y aún asi no olvidar nada,recordar como si hubiera sido ayer.

Por eso,solo quiero acabar con todo,dejar que el mundo siga su camino y que me lleve con el.

Sería tan feliz solo por aprender a olvidarte.

Me llamo...

Hola, me llamo Kevin. Y cada noche me cuesta más conciliar el sueño. Quizá sea porque mi cabeza ultimamente ya no deja de pensar.

Me llamo Kevin. Vivo en un piso pequeño que de repente un día se transformó en enorme. Me gusta imaginarme a veces como un fantasma, vagando por entre sus muros. Y posiblemente soy poco mas que eso.

Me llamo Kevin. Y dedico muchas horas de mis días a pensar en una cara enmarcada por un pelo rizado y precioso. Y a soñar con nubes de colores y voces dulces. Porque una vez fui feliz.

Me llamo Kevin. Y salgo algunos sabados por la noche, buscando algún consuelo en las calles oscuras, en las risas de algunos amigos. Y muchas veces vuelvo a casa, extenuado y a la mañana siguiente me doy cuenta de que el consuelo no llega.

Me llamo Kevin. Y tuve algunos amigos y ahora tengo otros. Y todos son buenas personas, que intentan comprenderme sin conseguirlo. El dolor es un agujero oscuro: aunque mires dentro no ves absolutamente nada.

Me llamo Kevin. Y cuando tengo vacaciones no se que hacer. Simplemente me quedo solo gran parte del día, descansando a pesar de que no estoy cansado. O quizá si.

Hola,me llamo Kevin...

Obsesión.

¿ Sabeis como se siente uno cuando tiene un tema rondandole por la cabeza y no puede dejar de darle vueltas ? OBSESION. Llevo toda la tarde intentando no pensar en algo, olvidarlo por el momento, sepultarlo. Y a pesar de todos mis esfuerzos, con solo parpadear, todo vuelve. Vuelve mas nitido, con mas fuerza y me hace sufrir aun mas.

Y lo malo es que creo que no lo voy a olvidar. Pensaba ir al cine, mantenerme ocupado para poder evadirme, pero no quiero estar dos horas sentado en una silla y sin enterarme de nada de lo que sucede en la pantalla de enfrente, pensando, pensando, pensando, sufriendo, sufriendo......no quiero sufrir mas.

Y empiezo a sentir mi corazón encogerse, hacerse pequeño y os juro que empieza a hacerme daño. Y tengo miedo.

Chico Joven.

Me pongo solemne y camino muy estirado por la calle, haciendo ver que soy un tipo resuelto y decidido. Me gusta. Me miran. Me gusta. Un chico moreno desfilando en cámara lenta por la acera, ajeno al calor y a la humedad. Después me canso y me siento en un banco a fumar un cigarro. Pongo cara de cinismo y aspiro el humo con aspecto de haber vivido mucho. Entorno un poco los ojos y miro con aspecto interesante al cielo, aspecto de estar absorto en profundísimos pensamientos. Me gusta.

Al volver a casa mi imagen se refleja en un escaparate. Vaqueros negros ajustados. Me gusta.