sábado, 19 de enero de 2013

Tiempo y más tiempo.

Nunca se me había dado tan bien escribir como en estos últimos años en el que un cambio inesperado me hizo pensar de otra manera, ver cosas en las que antes no me fijaba, cerrarme más que nunca y desconfiar de quien antes confiaba. Las cosas por si solas no hacen nada, pero cuando se juntan y crean una gran bola de complejos e inseguridades te hace cambiar la forma de verte a ti mismo y a los demás, dejé de confiar, dejé de sonreír, me convertí en una tío solitario y rutinario totalmente contrario a lo que quería ser, pero así sigo hoy en día, pronto llegará algo que me hará cambiar, lo presiento, pero mientras tanto yo seguiré igual, tal y como soy, y como me gusta ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario